Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Blog

 

Nuestra sección Blog contiene artículos de interés por medio de los cuales compartimos nuestras ideas y te guiamos en tu preparación para que tú y tus seres queridos disfruten una vejez sana.

Los artículos del Blog aparecen en orden inverso a la fecha en que fueron publicados, es decir, el más reciente primero y el más antiguo al final. Por medio de la ventana “Buscar en el sitio”, que se encuentra en la parte superior derecha de la página frontal, puedes encontrar cualquiera de los artículos publicados. Además, cada artículo está incluido en una o más de las categorías o temas, y puedes encontrarlo por ese medio, a través de la lista de categorías que está en medio a la derecha de la página frontal.

Si tienes alguna información o relato original que compartir con nosotros y quienes nos visitan, te invitamos a enviarlo al correo electrónico colaboraciones@vitabiem.com. Fernando, administrador de Vitabiem.com, puede inscribirte como autor, así como darte consejos referentes a la forma y las normas para redactar una publicación en la cual compartas material original en el Blog. Puedes editar tus publicaciones si así lo deseas. Los conceptos que expreses tus publicaciones son tu responsabilidad, sin embargo Vitabiem.com se reserva el derecho de eliminar alguna publicación que no cumpla con nuestras normas editoriales (en esencia, estas normas se refieren a extensión (no más de 800 palabras), publicidad comercial, ideológica o política, y contenido ofensivo o irrespetuoso para nuestro público, o ajeno a sus intereses.

Desajuste de los servicios de salud en México

Posted by on Feb 11, 2018 in Políticas sociales | 0 comments

Desajuste de los servicios de salud en México

El artículo que Julio Frenk, y colaboradores publicaron en en Nexos en el año 2015 con el título La brecha de la salud, cobra importancia particular en este año electoral. Es preciso que la inaplazable necesidad de un auténtico sistema nacional de salud, el derecho a la salud y la atención a personas vulnerables tenga un lugar eminente en las plataformas y programas de quienes aspiran a la presidencia y al congreso.

Se habla, con razón, de los grandes problemas de corrupción, inequidad e inseguridad. El problema de la salud de los mexicanos  también es vital. Es preciso que influya decididamente en el voto, así como en el la observación ciudadana de quienes obtengan cargos de elección popular, sus consejeros y colaboradores.

En México, la salud es un derecho

El párrafo cuarto del artículo 4° constitucional, garantiza para todas las personas el derecho a la salud (entendida como bienestar físico, mental y social). En su segunda parte, dicho párrafo ordena al poder legislativo a definir como deben concurrir los distintos niveles de gobierno en este asunto.

La fracción XVI del artículo 73 de la Constitución, otorga facultades al poder legislativo y al ejecutivo para emitir ordenamientos de carácter obligatorio en materia de salubridad general, protección de la salud, y atención médica; dichos ordenamientos obligan lo mismo al Estado que a los particulares.

Los gobiernos de los tres niveles están obligados por  el artículo 2° de la Constitución a asegurar el acceso efectivo a los servicios de salud.

Las dificultades de acceso son uno de los problemas que impiden que la ampliación actual de la cobertura se traduzca en un uso más efectivo de los servicios, sin omitir que la afiliación a sistemas de salud tiene que ir acompañada de una mejor calidad de los mismos, además del apoyo y vigilancia a la medicina tradicional, así como de programas de nutrición, sobre todo para lactantes, preescolares y escolares, y de educación para la salud.

La Ley General de Salud la detalla todos esos mandatos. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Suprema Corte de Justicia, atienden cada vez mayor número de casos referentes al derecho a la salud y a la calidad de la atención médica.

La salud tiene un componente individual y uno colectivo o social

Criterios ultra-conservadores e individualistas dejan a los individuos toda la responsabilidad por conservar la propia salud, y cuando mucho las de los miembros de la familia. También conciben a los servicios médicos en el mismo plano que el ejercicio privado de cualquier profesión y el contrato entre particulares para su prestación.

Esto que parece inconcebible ha vuelto a la discusión pública en Estados Unidos, a raíz del modo en que Donald Trump está actuando en materia de servicios médicos y los seguros de gastos médicos.

Podría parecer absurdo aplicar en México esa forma de pensar, pero el neo-liberalismo y el afán privatizador no conocen fronteras, ni tienen en cuenta diferencias demográficas. Ven en los grupos vulnerables una molestia y no una responsabilidad de la sociedad y del Estado.

Distintas formas de marginación

Pobreza, desamparo en la niñez, la adolescencia o la edad avanzada, segregación, discapacidad, discriminación, inequidad de género, violencia, marginación y otros males, tienen consecuencias en toda la persona, al punto de limitar o suprimir su capacidad de responder a ellas.

La actitud individualista ante estas situaciones es totalmente inaceptable. La respuesta nos compete y compromente todos.

La vida cuando cesa el trabajo remunerado

Posted by on Feb 10, 2018 in Previsión para la vejez | 0 comments

La vida cuando cesa el trabajo remunerado

La jubilación: cambio decisivo

La jubilación implica un cambio sustancial en la vida que no todo mundo puede superar. De un día para otro, dejas la rutina de trabajo acostumbrada y comienzas a pasar largas horas en casa, sin tener un programa de actividad significativa. Eso sin contar con que tu condición física, emocional, social y hasta mental, puede no ser la misma que pocos años atrás.

¿No deberíamos prepararnos especialmente para este cambio? Tenemos que hacer consciencia de cuáles pueden ser nuestras circunstancias cuando dejemos el trabajo remunerado y tengamos que vivir de una pensión, o de nuestros ahorros, si es que tuvimos la previsión de ahorrar para el retiro.

El cambio no tiene que ser difícil

El cambio de vida que ocurre después de la jubilación, no tiene por qué suponer pérdidas o situaciones difíciles de enfrentar. Es necesario, pero también es posible, mantener y hasta mejorar la calidad de vida, encontrar motivos para seguir activos, gozar de bienestar y buena salud.

Glosando una conocida plegaria: hay que tener serenidad para aceptar lo que no podemos cambiar, determinación para cambiar lo que sí podemos, y sensatez para distinguir la diferencia.

Etapas relacionadas con la jubilación

El prestigioso gerotólogo Robert Atchley identificó seis etapas relacionadas con la jubilación:

  1. Pre-jubilación (importante etapa que sirve para preparar lo que sigue)

  2. Jubilación (puede asumir varias modalidades)

    • Vacación larga

    • Continuar la rutina anterior a la jubilación

    • Descanso, tranquilidad y nuevas actividades valiosas

  3. Desencanto (la jubilación puede no ser lo que uno esperaba)

  4. Reorientación (siempre es posible cambiar para mejorar)

  5. Estabilización (procuremos asumirla con agrado)

  6. Terminación (¿cuál será nuestro legado?)

Cuándo y cómo jubilarnos

Corresponde a cada persona decidir el tiempo y la forma en que dejará el trabajo remunerado. Para ello se necesita un alto concepto de nosotros mismos, combatir activamente el aislamiento social, iniciar nuevas amistades, el trabajo voluntario en la comunidad suele ser muy estimulante y conduce a crear relaciones con personas en un amplio rango de edades y condiciones socioeconómicas.

Quienes conocen el tema, recomiendan trabajar por lo menos en tres vías:

  • Alternativas agradables al tiempo que antes se empleaba en el trabajo.

  • Auto-conocimiento, reflexión, meditación y plan de vida.

  • Información y formación.

El plan de vida incluye los siguientes propósitos principales:

  • Conservarse sano física y mentalmente.

    • Buenas prácticas de higiene.

    • Buenos hábitos de sueño y descanso.

    • Nutrición variada, suficiente y balanceada.

    • Medicina preventiva y educación para la salud.

  • Mantener relaciones sanas e intergeneracionales.

  • Organizar el uso del tiempo en actividades agradables y variadas.

  • Vida en familia y de pareja. Vida afectiva satisfactoria. 

  • Actividades culturales y aprendizajes.

  • Vida interior, cultivo del espíritu, marco de orientación y devoción. Cultivo de la personalidad.

  • Vida comunitaria. Actividad política.

  • Ayuda mutua.

  • Vivienda pensada para todas las personas y todas las situaciones de la vejez.

Un paradigma nuevo

La jubilación y el envejecimiento tienen obedecen hoy a un modelo nuevo que privilegia el desarrollo humano y la autonomía en lugar del deterioro y la dependencia; la vejez es una etapa muy importante en la vida, puede ser más prolongada que cualquier otra etapa: la infancia, la niñez, la adolescencia o la adultez; la vejez puede abarcar la mitad del tiempo que ocupan todas las otras etapas juntas.

Un asunto para toda la sociedad

Organizaciones estatales y no gubernamentales; instituciones educativas y de investigación; profesionistas, intelectuales, comunicadores, líderes de opinión; industrias, comercios, instituciones bancarias y financieras, en síntesis todas las fuerzas vivas de la sociedad pueden y deben contribuir al éxito en la jubilación y la vejez, por su propio bien y el de toda la sociedad, cuya evolución va inevitablemente hacia el aumento del número de viejos y de la parte de la población que estos representan.

Arranque parejo

En México, varios programas sociales se refieren a arranque parejo, en el sentido de procurar las mismas posibilidades iniciales para todos, con la idea de que una desventaja inicial puede ser un obstáculo para la equidad. La idea es razonable, y aunque la línea de arranque en una carrera no sea el único determinante de las posiciones de los participantes más adelante, conviene que cada persona y la sociedad en su conjunto tenga presente su importancia. Hay que prever, planificar y procurar que las condiciones iniciales sean equitativas.

 

Enfermedad de Alzheimer. ¿Destino inevitable?

Posted by on Ene 31, 2018 in Conservarse sano, Trastornos de la Memoria / Alzheimer | 0 comments

Enfermedad de Alzheimer. ¿Destino inevitable?

Lisa Génova, neurocientífica, joven autora de la novela Siempre Alice (2009, Barcelona, S.A. Ediciones. Still Alice, 2007, New York, Gallery Books), best seller, llevada al cine y traducida a muchos idiomas, dio una charla en TED, en abril de 2017, con el sugestivo título: Lo que puedes hacer para evitar el Alzheimer (What you can do to prevent Alzheimer’s). Puedes ver y escuchar la charla con subtítulos en español: 14 minutos).

Comienza esa charla planteando el dilema de que si bien muchos vamos llegar a la edad de 80, uno de cada tres de quienes alcancen esa edad tendrá Enfermedad de Alzheimer (EA), pregunta ¿es esta enfermedad el destino ineludible del cerebro? y sugiere que podemos evitarla y cambiar así ese pronóstico terrible.

Qué sabemos sobre la EA

La comunicación entre las neuronas: base de las funciones de la mente

Neurona
(http://eintelligence.com/)
Crédito Shelly Halpain USCD

En la EA, el problema tiene que ver con la comunicación entre las neuronas, de la cual dependen muchas de nuestras funciones mentales (esas que san Agustín sintetizó con la tríada memoria, entendimiento y voluntad).

Proteínas tau

Proteína tau
(wikimedia commons)

Estas proteínas, abundan en el tejido cerebral, y ayudan a formar tubos microscópicos que transportan sustancias que las neuronas necesitan.

Amiloide beta

Amiloide beta
(wikimedia commons)
Crédito: Boku Wa Kage

Esta sustancia que tiene importantes funciones en el organismo, pero se acumula entre las neuronas mucho antes de que existan síntomas de EA. Cuando esto alcanza un punto crítico, las células encargadas de reparar y nutrir al tejido cerebral, producen proteínas tau anormales, que causan daño en vez de reducirlo.

Entre otras funciones, el amiloide beta tiene las siguientes:

  • Activación de enzimas que ayudan a insertar fosfato en moléculas orgánicas.
  • Protección contra el daño a la función celular causado por oxidación.
  • Regulación del transporte del colesterol (sustancia indispensable, que sólo causa daño si mucho de él va unido a lipoproteínas de baja densidad).
  • Colaboración en transcribir información genética.

Qué podemos hacer

Prevenir, más que curar

Está claro que hay que actuar antes del punto crítico.

Lisa Génova pide que imaginemos un fósforo encendido que inicia un incendio forestal; de nada sirve apagarlo cuando el bosque ya está en llamas.

Por lo que toca a la EA,  de nada sirve un medicamento que reduzca la acumulación de amiloide beta, si se empieza a tomar cuando ya se ha rebasado el punto crítico y existen daños extensos del tejido cerebral.

La buena noticia está en que nuestras costumbres cotidianas pueden influir mucho en la acumulación de amiloide y la formación de proteínas tau anormales.

Riesgo, peligro y vulnerabilidad

Una conocida fórmula relaciona estas tres palabras:

RIESGO = PELIGRO x VULNERABILIDAD 

PELIGRO se refiere a un factor capaz de causar daño.

RIESGO es la probabilidad y posible magnitud del daño.

Poco se puede hacer para reducir el peligro, en cambio podemos modificar el riesgo si conseguimos ser menos vulnerables.

Aunque el ADN tiene que ver, pocas personas tienen Alzheimer hereditario.

No podemos dejar de envejecer, tampoco podemos modificar nuestro ADN. Pero sí podemos cambiar comportamientos que nos hacen más o menos vulnerables ante el peligro de tener la EA.

Comportamientos que podemos cambiar

A continuación, enumero algunos de los más importantes:

  1. Dormir
    Mientras dormimos, nuestro organismo da mantenimiento a las conexiones entre las neuronas y las prepara para funcionar mejor al día siguiente.
    Una adecuada higiene del sueño, nos hace menos vulnerables a la EA. Lo contrario sucede cuando no tenemos un sueño sano y reparador.
  2. Salud cardiovascular
    Presión arterial alta, diabetes, sobrepeso-obesidad, tabaco, colesterol elevado, y los factores asociados, por ejemplo: estrés, alto consumo de sal o de azúcar, inflamación crónica, formación de placas en las arterias, mala oxigenación de la sangre, falta de ejercicio físico, y otros más, favorecen las enfermedades cardiovasculares.
    Estas enfermedades, no sólo nos hacen más vulnerables a la EA, también favorecen tipos de demencia como la demencia vascular.
    Podemos reducir mucho el riesgo de EA si aumentamos nuestra actividad física, consumimos una alimentación sana, suficiente y variada, sin exceso de sal o de azúcar, y si nos mantenemos alerta a los indicios de la enfermedad cardiovascular.
  3. Plasticidad y reserva funcional del cerebro

    Hermana Matía
    (captura de pantalla de vídeo, vínculo más adelante)

    Cada vez que aprendemos algo nuevo renovamos y saneamos las conexiones entre las neuronas.
    En 1986, David Snowdown investigador de las universidades de Kentucky y Minessota, inició un estudio que ya ha reunido información de casi 700 monjas estadounidenses, que han accedido a que se estudie su cerebro cuando mueran.
    En breve, encontró que el 80 por ciento de las monjas con menor complejidad, vitalidad y fluidez del lenguaje, manifestaron discapacidades mentales y cognitivas propias de la EA, comparadas con solamente 10 por ciento de las que tenían buen dominio del lenguaje.
    Lo más notable fue que las alteraciones del cerebro en la autopsia correlacionaron poco con los síntomas, indicando que no obstante el daño estructural, esos cerebros conservaban un número de conexiones neuronales que les permitía funcionar normalmente.
    El cerebro es capaz de crear conexiones y mantener un buen funcionamiento aun en cerebros con daños como los que se observan en la EAEs posible que diversas actividades intelectuales, sociales e inclusive físicas, también contribuyan a crear redes neuronales ricas y resistentes.

  4. Medicamentos preventivos
    Este campo se ha explorado poco. Hace falta más conocimiento y también investigaciones con criterios amplios, nuevos, y no necesariamente intersadas en negocios lucrativos.

Vean el sitio oficial del estudio de las monjas, y una serie, en español, sobre el Alzheimer, que inicia con un resumen de ese estudio y revisa otros estudios importantes: (Partes 1, 2, 3 y 4, con unos 10 minutos cada una).

 

Vivienda para personas mayores. Nuevos conceptos.

Posted by on Ene 22, 2018 in Conservarse sano, Pensamientos / Expresiones, Vivienda: Consejos / Soluciones | 0 comments

Vivienda para personas mayores. Nuevos conceptos.

Vivienda con servicios

Hoy en día, el concepto de vivienda con servicios para personas mayores no se refiere a residencias para ancianos, sino a sistemas de vivienda especialmente diseñados para que la persona mayor:

  1. Se sienta en casa,
  2. Mejore su comunicación con familiares y amistades,
  3. Cree nuevas relaciones,
  4. Encuentre amplias oportunidades de interacción social, y
  5. Reciba el apoyo que necesite; no más, no menos.

Es más, la persona podría quedarse en donde ahora vive, siempre que se cumpla con los objetivos anteriores.

Esto no debería sorprender. El mundo está cambiando y con él, el modo de pensar en cómo debe ser la vida después de que se deje el trabajo remunerado.

Envejecer no quiere decir decaer

Es cierto que, como bien expresó el médico español Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel de Medicina 1906, en su libro “El Mundo Visto a los 80 Años” (1934), la vejez es un “invierno sin retorno … con sus honores y horrores”, o como dice el geriatra estadounidense Dennis McCullough en su libro “My Mother Your Mother” (2009), la senectud pasa por ciertas “estaciones”, aunque no todas ellas ocurren a la misma edad ni de la misma manera en las distintas personas.

Pero también es cierto que la vejez ha cambiado tanto, que ya está haciendo falta un nombre distinto para la etapa de la etapa de la vida comprendida entre los 60 y los 80 años, y la condición y las capacidades de más y más personas, de más de 80 años, son muy diferentes a lo que eran cuando el doctor Cajal llegó a esa edad, en 1932.

Un simple ejemplo: un grupo musical, originario de Tizimín, Yucatán, comenzó a interpretar música ¡hace 58 años! hoy se está presentando con mucho éxito para alegría de quienes los disfrutaron cuando jóvenes. Eran de tan corta edad entonces, que los bautizaron como Los Babys. (clic para ver y escuchar un video publicado el 16 de enero de 2018)

Los Babys, enero 2018

Comunidades de Plan de Vida

En Estados Unidos, y en muchos otros países, se ha creado y extendido el concepto de Comunidades de Plan de Vida como una forma de cumplir los siguientes propósitos:

  1. Una vivienda y servicios que se adapten a las sucesivas estaciones por las que las personas puedan pasar después de los 60 años de edad.
  2. Alta calidad de vida en comunidad.
  3. Un hogar que cambie con el tiempo, sin tener que buscar a otro lugar.
  4. Un conjunto de amigos para hacer realidad sueños y vivencias a través de los años que coronan la vida.

Una de las personas consultadas en Estados Unidos acerca del concepto “Comunidad de Plan de Vida” (http://lifeplancommunity.org/what-we-learned/)

Todos, a cualquier edad, hacemos planes, y necesitamos un plan de vida. Nos parece que no hay que desdeñar la idea de incluir en nuestro plan de vida, comunidades de vivienda especialmente diseñadas, que funcionen para apoyarnos.

Nos encantaría que nuestros lectores opinen al respecto, desde el punto de vista de México, y de los países hispanoparlantes.

Trucos que ayudan en el hogar

Posted by on Nov 21, 2017 in Convivencia entre generaciones, Cuidados adulto mayor | 0 comments

Trucos que ayudan en el hogar

Algunos trucos sencillos pueden ayudar a que las actividades de la vida diaria no se vuelvan difíciles para las personas mayores.

Nos complace presentar a nuestro público lector este archivo con soluciones ingeniosas que podemos adoptar en el hogar y que facilitan y estimulan la autonomía de nuestros seres queridos mayores.

Un artículo reciente de DailyCaring llamó nuestra atención hacia estos recursos que AARP difunde en video. Estamos seguros de que servirán de inspiración a cuidadores, familiares y personas mayores en general.

Ayudas a la hora de vestirse

  1. Una simple cuchara de plástico, y un clip pueden hacer que abotonarse sea muy fácil.
  2. Si la barra de colgar ropa en un armario está demasiado alta, podemos colgar unos ganchos en otros.
  3. Un pequeño cordón atado a la guía del cierre (zipper) evita que sea difícil encontrarlo y manipularlo.

Ayudas para agarrar un vaso, o bien objetos de mango angosto

  1. Bandas de hule (ligas) de colores se ven alegres y evitan que el vaso se resbale de la mano.
  2. Los rizadores de hule espuma ensanchan el mango de los cubiertos o el cepillo de dientes de forma conveniente y agradable.

Asegurar el jabón, puertas de gabinetes, organizar medicinas y colgar avisos

  1. Una media nos permite obtener espuma sin riesgo a que se caiga el jabón en el baño.
  2. Ganchos autoadherentes de plástico se convierten en manijas fáciles de usar en puertas de gabinetes.
  3. Un organizador de plástico mantiene las medicinas en un sitio donde es fácil encontrar las que hay que tomar a cierta hora.
  4. Un colgador de pantalones facilita leer sin problema avisos importantes, e incluso recetas de cocina.

Encontrar los apagadores por la noche y utilizar el lavamanos sin problema

  1. No habrá dificultad para encontrar el apagador por la noche si está enmarcado con cinta que brilla en la oscuridad.
  2. El chorro del agua saldrá más cerca de las manos si se hace una guía con un recipiente de plástico de forma y tamaño convenientes.

Las ideas que aquí hemos expuesto vienen explicadas en los siguientes videos de AARP en YouTube:

Si les parece interesante lo que compartimos, hagan un comentario y compartan con sus familiares y amistades. ¡Gracias!

El terror a fallar

Posted by on Nov 13, 2017 in Cuidados adulto mayor | 0 comments

El terror a fallar

Un buen día, te encuentras con la necesidad de cuidar a alguien.

Puede ser que ante esa situación sientas inquietud, dudas, confusión, agobio, o ¡terror! También puede ser que sientas interés, entusiasmo, confianza y ¡felicidad! Todo depende de tu carácter, personalidad, desición y estado de ánimo.

En cualquier caso, tú puedes superar los sentimientos negativos o inquietantes, para tu bien y el de las personas a quienes cuidas. Si te enfocas en tus éxitos, pequeños o grandes,  puedes cambiar el temor a fallar, en confianza, sin que por ello dejes de mejorar continuamente.

Cuando, hace ya casi 50 años, recibí mi título de médico, el primer sentimiento que me dominó, fue que no estaba seguro de poder ayudar a cualquier persona que viniese a mi consultorio. Eso, no obstante un buen promedio de calificaciones y un examen profesional que mis examinadores y yo disfrutamos mucho.

Me tomó algún tiempo confiar en mí mismo. Ahora, tras retirarme de la práctica clínica cotidiana, sigo estudiando a diario y ayudo a la gente con sencillez y amor. Estoy contento con lo logrado a través de los años y espero alcanzar nuevas metas en años por venir.

¿Qué  hacer para evitar que el temor a no hacer bien las cosas perjudique tu desempeño?

  1. Confía en tu modo de hacer las cosas.
    No hay una sola manera correcta de hacer las cosas. Todo depende de tantos factores que de lo único que podemos estar seguros es de que el mejor consejo emplear los recursos a nuestro alcance para alcanzar el mayor beneficio con la mayor prudencia y el menor costo. Trata de evaluar con cuidado los resultados que obtengas con diferentes métodos.
  2. Por cada error o falla, vas a tener muchos aciertos… concéntrate en ellos.
    Ocupa tu mente y acciones en alcanzar logros, por pequeños que parezcan. Actúa con prudencia, no con aprensión. Aporta, pregunta, valora, solicita, perdona, y… perdónate.
  3. Ten calma aunque tengas que batallar.
    El genial actor británico Michael Caine contaba que su madre le aconsejó ser como los patos, que conservan la calma en la superficie aunque patalean sin cesar bajo el agua. Este es un buen consejo para el cuidador. No permitir que se nos moje el plumaje, no cesar en nuestro empeño y no pensar en lo que aun tenemos que remar.

Como el pato… tranquilo y pataleando

Buenos consejos… ¿verdad?

Si te gustó este artículo navega por la página. Encontraras muchos otros igual de interesantes o más.

El envejecimiento y las mitocondrias

Posted by on Nov 9, 2017 in Conservarse sano | 0 comments

El envejecimiento y las mitocondrias

 

Una historia peculiar

 

Imaginemos que un vecino entra de visita a casa y no sólo se queda a vivir en ella, sino que se hace cargo de cosas tan importantes como administrar el manejo del dinero, el consumo de energía, y hasta decidir lo que la familia va a consumir o a guardar en la alacena, y pasado un tiempo no podemos vivir sin ese amigo, porque sin su ayuda, la casa sencillamente se vendría abajo. Eso es más o menos lo que parece haber sucedido hace miles de millones de años a las células que ya contaban con un núcleo celular, con bacterias que un buen día entraron en ellas para quedarse.

Hace dos mil millones de años, unos microbios evolucionaron de algún modo para vivir dentro de las células que darían origen a las plantas y animales de hoy.

A cambio de la protección y otros beneficios que eso les brindó, se transformaron en verdaderos organitos intracelulares, llamados mitocondrias.1

Microfotografía que muestra las mitocondrias como filamentos y gránulos

Las mitocondrias aportaron a las células un modo seguro y eficaz de extraer la energía de los alimentos. También participan en procesos tan importantes como la muerte programada de las células (apoptosis), y ayudan al organismo a manejar el calcio y las grasas.

Algunos pequeños órganos exclusivos de las plantas

Las células de los vegetales pueden tener otro tipo de organitos, llamados cloroplastos,2 que captan la energía del sol por medio de un pigmento verde llamado clorofila y llevan a cabo un proceso que en cierto modo es inverso al que realizan las mitocondrias.

Cloroplastos en células vegetales verdes

Los ecosistemas dependen de esa capacidad de algunos organismos para convertir materiales inorgánicos simples en compuestos orgánicos que ellos mismos y otros organismos pueden utilizar para construir sus propias células y para obtener energía.

Los cloroplastos y las mitocondrias tienen su propio ADN

El hecho de que los cloroplastos y las mitocondrias contengan ADN propio, independiente del ADN del núcleo de las células, es uno de los datos que hace pensar que derivan de organismos que un día llevaron vida independiente.

Parte del ADN permaneció en las mitocondrias en lugar de pasar al núcleo de las células, y es un verdadero sistema genético que sirve para que las mitocondrias produzcan sus propias proteínas.

 

Daños del ADN de las mitocondrias pueden ser causa de enfermedades y del proceso de envejecimiento

 

Las mitocondrias forman una red dinámica, cuyos componentes se dividen, fusionan, forman y destruyen constantemente. Para mantener la función normal de las mitocondrias es necesario eliminar las que no hacen bien su trabajo, y producir nuevas, que trabajen como es debido.

La red de mitocondrias contiene miles de copias de su propio ADN en unidades, conocidas como nucleoides, que están formadas por ADN y proteína. Los nucleoides están organizados de tal forma que facilitan que el ADN de las mitocondrias (ADNmt) produzca las proteínas necesarias para que las mitocondrias funcionen correctamente.

Hoy sabemos que los daños al ADNmt no sólo causan diversas enfermedades, sino que tienen importancia en el proceso de envejecimiento.

La investigación médica está muy interesada en el ADN de las mitocondrias

Varias líneas de investigación están tratando de explicar cómo es que, en la enfermedad y en el proceso de envejecer, pueden fallar los mecanismos que impiden que haya demasiado ADNmt anormal.

Esto es de primordial importancia para comprender como se conserva la calidad de la red mitocondrial, y así poder idear medios que puedan protegerla o procurar su rehabilitación.


1  Del griego mítos = hilo y khóndros = gránulo (por el aspecto que tienen al microscopio).

2  Del griego khlorós = verde, y plastós = formado, moldeado (especialmente en arcilla).

Para disfrutar sin equivocarnos (segunda de dos partes)

Posted by on Oct 19, 2017 in Conservarse sano, Convivencia entre generaciones | 0 comments

Para disfrutar sin equivocarnos (segunda de dos partes)

Continuamos nuestra entrega anterior enumerando actividades divertidas y estimulantes para personas mayores de cualquier edad y condición. Son actividades en las que no hay una forma correcta o incorrecta de hacerlas, y en las que la satisfacción está en sentir que se ha usado el tiempo en hacer algo creativo, útil o simplemente entretenido. (más…)

Para disfrutar sin equivocarnos (primera de dos partes)

Posted by on Oct 17, 2017 in Conservarse sano, Convivencia entre generaciones | 0 comments

Para disfrutar sin equivocarnos (primera de dos partes)

A cualquier edad, pero sobre todo en la vejez, es importante disfrutar nuestras actividades sin temor a equivocarnos. Cosas divertidas para gozar el éxito y sentirnos creativos y útiles.Las personas que viven con enfermedad de Alzheimer o con otros tipos de demencia lo necesitan aún más. (más…)

Duelo y recuperación después del daño

Posted by on Sep 28, 2017 in Conservarse sano | 0 comments

Duelo y recuperación después del daño

El duelo es la reacción normal ante la pérdida inesperada de un ser querido; el pesar por la pérdida de un entorno o de una propiedad que daba seguridad, cobijo, u orientación, comparte con el duelo muchas características emocionales y físicas.

En este artículo vamos a repasar la reacción normal ante la pérdida inesperada de una persona, compañía, pertenencia, o entorno de especial significado.

Las respuestas emocionales ante una pérdida grande e inesperada (tristeza, dolor, ira, desesperanza o hiperactividad), así como el proceso de adaptación a la nueva situación, varían bastante de una persona a otra, y dependen de muchos factores, entre ellos historia de vida, formación, creencias y apego con la persona, animal u objeto perdido.
(más…)