Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Ago 10, 2016 in Conservarse sano, Convivencia entre generaciones, Cuidados adulto mayor, Políticas sociales, Previsión para la vejez | 0 comments

Apoyo emocional ¿cómo? ¿cuándo?

Apoyo emocional ¿cómo? ¿cuándo?

Apoyo emocional

En mi libro Gente Mayor, el capítulo 12. se titula Apoyo Emocional. Me entusiasman sus secciones 12.1. Sufrimiento y Consuelo en el Cristianismo y 12.2. Despertar, Compasión y Felicidad en el Budismo y recomiendo ampliamente su lectura.

Por eso, me encantó recibir en mi muro de Facebook, un video de TED que compartió conmigo mi hijo Fernando, en el que BJ Miller toca el tema Lo que realmente importa al final de la vida.

Así es que decidí dedicar este artículo a los temas de la compasión, el sufrimiento, el consuelo y los cuidados centrados en la persona, el bienestar y la muerte.

Medicina lenta

Otra idea importante que está presente en “Gente Mayor”, es la idea de slow medicine que agradezco al doctor Dennis McCullough y a su libro My Mother, Your Mother (McCullough, 2009): No es cierto que la medicina deba ser siempre rápida, altamente técnica, con grandes hospitales, ambulancias, servicios de emergencia, salas de operaciones y terapias intensivas.

Tengo siempre presente el aforismo médico de origen desconocido que dice: curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre. Esa es, en pocas palabras, la misión de todo servicio de salud.

Sentir o no sentir

Diseñé una figura para comparar dos ideas que Miller menciona en su charla, a propósito de lo que puede desear alguien que sabe que se acerca su fin, y que hace un contraste entre sentir o no sentir:

sentir o no sentirFue inevitable que recordara la primera línea del monólogo de Hamlet, ¡tan citada, tan manida, tan icomprendida!

Y fue bueno hacerlo, sobre todo porque pude repasar el monólogo completo, que toca puntos muy ricos en significados, que tienen que ver con preguntas como:

  • ¿Qué es más noble: sufrir o luchar a brazo partido contra la adversidad?
  • Dormir, quizás soñar… ¡ahí está el escollo! Pues ¿quién sabe qué sueños nos depara el sueño de la muerte?
  • ¿Por qué cargamos el fardo de una vida de pesares, si no es por miedo a un futuro incierto?
  • ¿Si la consciencia nos hace cobardes, es mejor la inconsciencia? ¿Si sentir nos abruma, es mejor no sentir?

Nos hemos acercado a esto en este blog

Últimamente he publicado varios artículos que tocan temas cercanos:

 

¿Cuántos años tienes?

Mi primo Jorge ya había cumplido 75 cuando le preguntaron cuántos años tenía. El contestó que tenía unos 20. Quien había preguntado sonrió con sorna y replicó: ¡No me tomes el pelo!, en serio ¿cuántos años tienes? Sin alterarse, mi primo contestó: En serio, tengo cuando mucho veinte, ¡los demás ya los tuve!

Viene esto al caso, porque, como dice BJ Miller en su conferencia:

“Es mejor que nos concentremos en mirar hacia adelante, el cuidado de la salud centrado en la persona y en el bienestar y no en la enfermedad consiste en hacer que la vida sea más bella, no menos fea. De ese modo, los cuidados se convierten en un acto generador, creativo, incluso juguetón. Porque el juego es una de las mejores formas de adaptarse. Piensen en los esfuerzos que nos hicieron evolucionar como humanos: la necesidad de comer dió origen a la cocina; la de encontrar refugio, a la arquitectura; la de vestir, a la moda;  y la de medir el tiempo [y comunicarnos a distancia con dioses y humanos], al ritmo y la música.

“¿Y qué hacer con el hecho de que la muerte es parte de la vida? No sugiero que la tomemos a la ligera; el duelo y el pesar son inevitables. Lo que pido es que hagamos espacio físico, mental [y social], para poder jugar a la vida; para que envejecer y morir, más que hacerse a un lado, se conviertan en procesos de crecimiento hasta el final. Encontrar belleza y significado en la vida que nos queda… (la que tenemos, diría mi primo). Vivamos bien, no a pesar de la muerte, sino debido ella.”

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *