Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Mar 14, 2016 in Conservarse sano, Convivencia entre generaciones | 0 comments

Lo más importante para vivir sano y feliz

Lo más importante para vivir sano y feliz

“There isn’t time -so brief is life- for bickerings, apologies, heartburnings, callings to account. There is only time for loving – & but an instant, so to speak, for that.”

“No hay tiempo -tan breve es la vida- para disputas, disculpas, angustias, cuentas pendientes. Solamente hay tiempo para amar- y sólo un instante, por así decirlo, para ello.” 

Mark Twain

Acabo de ver el video de una conferencia de Robert Waldinger en TED, el extraordinario sitio de conferencias en video. Lo comparto con ustedes:

El Estudio Harvard de Desarrollo en la Edad Adulta

Hace más de 75 años, un grupo de investigadores inició el estudio más amplio y duradero que se ha realizado sobre la felicidad. Enrolaron 724 hombres que vivían en el área de Boston, y les han venido preguntando sobre sus vidas, su estado de ánimo y su salud. Alrededor de 60 de los inscritos en el estudio original viven todavía y siguen participando. Ahora también los hijos de los participantes van a ingresar a un estudio parecido.

El estudio se realizó en dos grupos socioeconómicos: estudiantes de preparatoria de Harvard y muchachos de uno de los barrios más pobres de la ciudad. Los participantes siguieron los más variados caminos y estilos de vida. Es extraordinario que un estudio así haya sido posible y continúe todavía.

Qué factores contribuyen a una vida feliz

Aunque habría sido difícil predecirlo con una cultura como la nuestra que hace tanto énfasis en el éxito, el dinero, la fama y los bienes materiales, el hecho indudable que este estudio ha demostrado es que las relaciones humanas son las que nos mantienen felices y sanos. El conferencista lo dice con mucha claridad:

  • Las conexiones sociales son realmente benéficas:
    • Las personas que están mejor conectadas con su familia, las amistades y la comunidad, son más felices, viven más tiempo y tienen mayor salud.
  • La soledad mata:
    • La gente que está más sola que lo que quisiera, es menos feliz, su salud se deteriora más fácilmente, sus funciones mentales decaen más pronto y viven menos tiempo.
  • Lo que cuenta no es el número de nuestras amistades o familiares, sino la calidad de nuestra relación con ellos.
  • Vivir en conflicto es realmente dañino para nuestra salud mental, y el dolor emocional incrementa el dolor físico.
  • Los vínculos satisfactorios, los que nos dan la certeza de que contamos con alguien, son la mejor garantía de una senectud sana y de una mente sana hasta las etapas finales de la vida.
    • No se trata de que la relación sea armoniosa todo el tiempo –muchos octogenarios felices discuten entre sí todo el tiempo, lo que importa es que estemos seguros de contar con otra u otras personas en los momentos difíciles.

¿Cómo es posible que pasemos por alto esto que la humanidad ha sabido desde la antigüedad?

Lo que pasa es que queremos respuestas fáciles; fórmulas mágicas que no requieran dedicación constante y prolongada. En cambio, las relaciones humanas son complicadas, confusas, problemáticas; pocas veces llenas de encanto. Es más, requieren cultivarse a diario y por toda la vida.

Dice Waldinger que quienes llegaron a viejos con más alegría y salud fueron quienes tuvieron cuidado de conservar sus relaciones agradables y de crear otras nuevas; en sus propias palabras: quienes supieron reemplazar en su jubilación a sus compañeros de trabajo con nuevos compañeros de juegos.

Muchos de los participantes en el estudio pensaban cuando adolescentes que realmente el dinero, el prestigio y los logros los llevarían a la felicidad. A lo largo de más de 75 años, el estudio demostró que las personas que lograron una vida mejor y una vejez feliz fueron los que procuraron relaciones más ricas con amigos, familiares y sus comunidades.

En conclusión

Avivemos y cultivemos nuestras relaciones humanas. Reencontremos a los familiares y amistades de quienes nos hemos alejado. Hagamos nuevos y variados vínculos. Aprovechemos la tecnología del teléfono, la Internet y las redes sociales para fomentar esos encuentros, más que para impedirlos. Busquemos el encuentro personal: salir juntos, reunirnos en casa o en el parque a charlar o a jugar, comentar nuestras lecturas y lo que veamos en la tele y en Internet.

Hagamos que los medios modernos de comunicación nos ayuden a contrarrestar distancias físicas, y a facilitar las relaciones. Procuremos la compañía y comprensión mutua con personas de todas las edades. Comprendamos el valor de sus preferencias e intentemos que comprendan las nuestras.

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.