Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Nov 25, 2016 in Convivencia entre generaciones | 0 comments

Vivir es convivir

Vivir es convivir

Cuando yo tenía dinero me decían Don Nicolás… ahora que no tengo nada, me llaman Colás nomás dice un conocido son jarocho.

El respeto y el amor por la gente grande no es cosa del pasado. Al contrario: al crecer la esperanza de vida va a haber cada vez más personas mayores. ¿Qué pensamos de ellas? ¿Nos acercamos a ellas? ¿Convivimos?

Según un dicho africano “cuando muere un anciano, una biblioteca se quema”. ¿Nos importa que una biblioteca se pierda? o más bien pensamos que hay que quemar lo viejo para hacer sitio a lo nuevo.

Vamos a hacer en nuestro blog varias publicaciones acerca de la convivencia con nuestros mayores. No en plan de lástima sino de amor. Por nuestro bien, y por el bien de todos.

En días pasados, un amigo me llamó para saber si yo querría participar en una campaña que pretende crear consciencia de la importancia de las personas mayores. Preocupa a mi amigo la ausencia en México de una cultura del envejecimiento y la vejez. Muchos adultos mayores permanecen ocultos para la mayoría de la gente se quedan en casa, se les hace difícil andar por la ciudad. Las ocupaciones cotidianas mantienen a sus familiares fuera, y cuando regresan están cansados y no tienen ánimo de acercarse a ellos, preguntarles algo, comentar, convivir.

Todo eso se acentúa si a la edad se suma soledad, pobreza, debilidad física, malestares, tristeza, olvidos propios y de los demás… Poco pensamos en las dificultades de los que no oyen, no ven, se mueven con dificultad y requieren ayuda para hacerlo, o no pueden subir escaleras, tenemos poco presentes a quienes, a través de los años han hecho mucho por nosotros pero no pueden hacerlo más y hoy necesitan nuestra compañía.

La mayor parte de nosotros vive ya en ciudades o poblaciones grandes urbanas o semi-urbanas. Los hogares se quedan sin gente por muchas horas; si el viejo no sale, se queda soloy si no puede, o no tiene deseo o fuerza para hacer algo en casa, entonces la soledad es más triste, porque el sentimiento de abandono se acompaña del de necesidad insatisfecha.18381316 - portrait of a senior woman indoors thinking

La vejez no tiene por qué ser triste, pero el prejuicio y el olvido conspiran para que lo sea. El prejuicio porque, no importa que de labios afuera se diga otra cosa, mucha gente teme envejecer porque piensan que envejecer equivale a perder importancia y volverse desvalido. Los medios exaltan la niñez, como esperanza, la juventud como promesa y belleza, la edad adulta como realización y producción… se olvidan de la vejez o la representan como gloria que ya pasó, saber que ya no es vigente.

Según el INEGI, en 2015 la población de México fue poco más de 119.5 millones. Más de 8.5 millones tiene 65 años o más. Aunque 77 por ciento de los mexicanos vive en localidades con más de 2500 habitantes, la proporción de quienes tienen 65 años o más es menor en estas localidades que en las más pequeñas (poco menos de 7 por ciento contra poco más de 8 por ciento). Esto tal vez de debe a que los adultos más jóvenes viven, estudian o trabajan en sitios más poblados. Sin embargo, se ha observado que en el medio rural los adultos mayores se conservan más activos y rara vez viven solos.

¿Será que el ajetreo de la vida en las ciudades impide que los niños, adolescentes y adultos convivan con los viejos?

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.