Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Nov 13, 2017 in Cuidados adulto mayor | 0 comments

El terror a fallar

El terror a fallar

Un buen día, te encuentras con la necesidad de cuidar a alguien.

Puede ser que ante esa situación sientas inquietud, dudas, confusión, agobio, o ¡terror! También puede ser que sientas interés, entusiasmo, confianza y ¡felicidad! Todo depende de tu carácter, personalidad, desición y estado de ánimo.

En cualquier caso, tú puedes superar los sentimientos negativos o inquietantes, para tu bien y el de las personas a quienes cuidas. Si te enfocas en tus éxitos, pequeños o grandes,  puedes cambiar el temor a fallar, en confianza, sin que por ello dejes de mejorar continuamente.

Cuando, hace ya casi 50 años, recibí mi título de médico, el primer sentimiento que me dominó, fue que no estaba seguro de poder ayudar a cualquier persona que viniese a mi consultorio. Eso, no obstante un buen promedio de calificaciones y un examen profesional que mis examinadores y yo disfrutamos mucho.

Me tomó algún tiempo confiar en mí mismo. Ahora, tras retirarme de la práctica clínica cotidiana, sigo estudiando a diario y ayudo a la gente con sencillez y amor. Estoy contento con lo logrado a través de los años y espero alcanzar nuevas metas en años por venir.

¿Qué  hacer para evitar que el temor a no hacer bien las cosas perjudique tu desempeño?

  1. Confía en tu modo de hacer las cosas.
    No hay una sola manera correcta de hacer las cosas. Todo depende de tantos factores que de lo único que podemos estar seguros es de que el mejor consejo emplear los recursos a nuestro alcance para alcanzar el mayor beneficio con la mayor prudencia y el menor costo. Trata de evaluar con cuidado los resultados que obtengas con diferentes métodos.
  2. Por cada error o falla, vas a tener muchos aciertos… concéntrate en ellos.
    Ocupa tu mente y acciones en alcanzar logros, por pequeños que parezcan. Actúa con prudencia, no con aprensión. Aporta, pregunta, valora, solicita, perdona, y… perdónate.
  3. Ten calma aunque tengas que batallar.
    El genial actor británico Michael Caine contaba que su madre le aconsejó ser como los patos, que conservan la calma en la superficie aunque patalean sin cesar bajo el agua. Este es un buen consejo para el cuidador. No permitir que se nos moje el plumaje, no cesar en nuestro empeño y no pensar en lo que aun tenemos que remar.

Como el pato… tranquilo y pataleando

Buenos consejos… ¿verdad?

Si te gustó este artículo navega por la página. Encontraras muchos otros igual de interesantes o más.

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *