Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Abr 9, 2017 in Pensamientos / Expresiones | 0 comments

Edadismo. ¿Nueva palabra? ¿nueva cultura?

Edadismo. ¿Nueva palabra? ¿nueva cultura?

Quien se interese por las etapas de la vida, de seguro va a encontrar mucho escrito sobre los prejuicios, ideas y expresiones en agravio de uno u otro tiempo de nuestra existencia.

En inglés ya existe una palabra para eso: ageism. Se la define como prejuicio o discriminación que se basa en la edad de alguien.

No hay edad que se libre. Se usa infantil como sinónimo de tonto, se piensa que joven es siempre irresponsable, y que todos los viejos son achacosos.

Aunque los grupos más vulnerables merecen trato preferencial, no está bien excederse en defender a unos y olvidarse de otros. No es asunto de víctimas y villanos, sino de desinformación, prejuicio y falta de consideración.

Un foro importante en la Cámara de Diputados

El pasado 21 de marzo se realizó  el foro Hacia la Firma de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, organizado por la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, de la Cámara de Diputados de México. Me alegró percibir un ambiente de inclusión, lo mismo de personas con trastornos motores, de la audición, y personas mayores. Incluso entre los ponentes hubo gente de diferente edad (aunque por razones diversas, hubo pocos mayores de 80 años).

Me enteré que México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, ha sido uno de los promotores de dicha Convención. También, que debido a que firmar exige compromisos para proveer servicios y organizar programas intersectoriales, México no la ha ratificado ni firmado todavía, y por eso se realizó ese Foro y se irá procurando que instituciones y gobiernos conozcan y aprueben lo que les corresponda, para que la Convención pueda ser ratificada y firmada a la brevedad posible.

Edadismo

Quizás, en castellano, podría llamarse edadismo al prejuicio o discriminación basada en la edad de alguien. Etarismo resultaría demasiado rebuscado, mientras que viejismo sería excluyente de otras etapas de la vida hacia las que también existe prejuicio.

Cada tiempo de la vida tiene sus fortalezas y sus debilidades

Cada tiempo de la existencia humana tiene sus peculiaridades, cambios, aspiraciones, fortalezas y debilidades. Es preciso que aprendamos a vivir cada edad; también a comprenderlas todas y a no desdeñar a ninguna. Todas y cada una de ellas implican ciertos desafíos.

Desarrollarse y aprender no es exclusivo de la niñez y la adolescencia, el trabajo productivo no corresponde solamente a los adultos entre los 18 y los 60 años, ni la madurez y la sabiduría son propias solamente de la vejez.

Problemas y logros a cualquier edad

Sin duda hay problemas en cualquier edad: los niños tienen enfermedades infecto-contagiosas pero también discapacidad, cáncer y diabetes; los hay tímidos e inseguros, pero también osados y heroicos. Los jóvenes son propensos a los accidentes graves, pero destacan en el estudio, en los deportes, las ciencias y las artes; los adultos sucumben ante ciertas formas de cáncer y la enfermedad coronaria aguda, pero crean, educan y sostienen a sus familias, grupos escolares y equipos de trabajo. Los ancianos padecen reumatismo, osteoporosis y deterioro cognitivo; se adhieren fuertemente a las tradiciones y costumbres, pero también son ejemplo de resiliencia y de fervor por aquello en lo que creen.

Quien sepa de historia conoce de monarcas, exploradores y conquistadores súmamente jóvenes,  científicos y artistas notables de toda edad, jefes de estado jóvenes, de edad media, y también mayores, y que la discapacidad y la enfermedad no han impedido a numerosas personas de toda edad y condición destacar en ámbitos de lo más variado.

Conclusión: informarnos, pensar y actuar

Informarnos, pensar y actuar en consecuencia es imperativo para no caer en ideas y acciones que, por causa de la edad, excluyan a alguien de cualquier aspecto de la vida privada y pública.

 

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *