Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on May 22, 2018 in Pensamientos / Expresiones | 0 comments

Estupidez emocional

Estupidez emocional

Inteligencia emocional

El título de este artículo lo emplea John Gonzales en su publicación del 11 de abril de 2018, en el sitio web Senior Housing Forum.

Gonzales es experto en inteligencia emocional aplicada a las organizaciones que proveen vivienda y servicios para las personas de la tercera edad en Estados Unidos. Me pareció interesante compartir sus ideas y las mías en estos temas.

Empatía

La palabra griega empathés, que se refería a sentir una emoción, llegó a significar estar enfermo porque la palabra pathos se relacionaba no sólo con los sentimientos, sino también con la enfermedad. A partir del siglo XX, se introdujo la palabra empatía para referirse a la disposicion para participar profundamente en los sentimientos, comportamientos y forma de pensar de otra persona.

En nuestro idioma, compasión se refiere a sentir lástima por quien sufre, simpatíaa la cualidad de ser agradable a los demás; por eso hacía falta un atributo que, más que espontáneo y subjetivo, tuviese un carácter racional, reflexivo y voluntario. Para ello se eligió empatía.

Comprensión

La comprensión es la capacidad de entender algo, también de entender a alguien (captar lo que dice o lo que le sucede). La empatía requiere comprensión. Pero para entender es preciso aprender.

En su artículo, John Gonzales se pregunta por qué la mayor parte de las personas que trabajan con personas (administradores, maestros, profesionistas, cuidadores, prestadores de servicios) no se capacitan en comprender a la gente o situaciones que confrontan a diario.

Con cierto sarcasmo, llama a esta carencia estupidez emocional, para contrastarla con la inteligencia emocional. Por lo menos se trata de ignorancia emocional, dice, porque es consecuencia de no haber aprendido.

Podemos y debemos capacitarnos para reconocer las situaciones y emociones que encontramos día con día en nuestro trabajo, en relación con otros pero también con nosotros mismos.

Emociones negativas y positivas

Positivo y negativo no quiere decir bueno y malo. Igual que en los imanes y la electricidad existen dos polos, y ambos son útiles y necesarios, también existen dos clases de emociones: El miedo, la ira, la tristeza nos alertan de amenazas externas o internas; la alegría, la tranquilidad, la esperanza, el placer nos facilitan la acción y la interacción, nos hacen más capaces.

La felicidad, el bienestar, una vida congruente, coherente y sana no dependen de la ausencia de emociones negativas o positivas. Por el contrario, todo intento de impedir los pensamientos y emociones de cualquier tipo solamente genera conflicto.

Hay que entender las sensaciones, los sentimientos y los pensamientos para poder alcanzar equilibrio, bienestar, y para construir y conservar salud y felicidad.

Tengo la experiencia personal de que cuando examino un dolor y llego a entenderlo en sus características: ubicación, extensión, causas aparentes de que aumente o disminuya, variaciones espontáneas, duración, y otras, suele volverse mínimo, ocupa cada vez menos mi atención y con frecuencia desaparece; como si se tratara un mensaje, que una vez comprendido deja de ser necesario.

Capacitación emocional

El antídoto de la ignorancia emocional y de la resultante estupidez emocional, es la capacitación emocional y la resultante inteligencia emocional.

La capacitación emocional debería ser lo más importante en nuestra formación humana, porque las emociones nos hacen vivir como vivimos, ser como somos.

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.