Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Mar 8, 2017 in Políticas sociales | 0 comments

Servicios para ancianos en México, legislación insuficiente

Servicios para ancianos en México, legislación insuficiente

No sólo asistencia social

 

La Norma Oficial Mexicana NOM-167-SSA1-1997 trata, según su título, de la prestación de servicios de asistencia social para menores y adultos mayores.

No comprendo por qué se une en una sola norma la asistencia social para menores y para a adultos mayores. Tampoco está claro por qué la norma oficial solamente se ocupa de la asistencia social y no de otra clase de servicios especiales para personas adultas mayores.

Misión del INAPAM

Hace cuatro años, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), publicó la siguiente declaración de misión:

Promover el desarrollo humano de las personas adultas mayores, brindándoles atención integral para alcanzar niveles de bienestar y alta calidad de vida en el marco de una sociedad incluyente.

EL INAPAM una institución del Estado Mexicano, más específicamente del Gobierno Federal, por lo cual hago las siguientes consideraciones:

  1. El Estado Mexicano, a través del INAPAM, no puede ser el único encargado de promover el desarrollo humano de las personas adultas mayores. Otras personas físicas y morales pueden y deben promoverlo en los ámbitos de su competencia: regiones, localidades y contextos.
  2. Es deseable que el enunciado de la misión del INAPAM mencione su papel como organismo rector, que impulse y realice investigación, vigilancia y promoción de normas, leyes, reglamentos y acciones, además de prestar servicios gratuitos.
  3. El desarrollo humano tiene múltiples dimensiones que se relacionan con el bienestar. El Índice de Desarrollo Humano (IDH) se emplea como el mejor indicador para comparar el desarrollo humano entre poblaciones distintas. Las dimensiones que sirven para calcular el IDH son: salud, educación e ingreso.
    La primera suele medirse por la esperanza de vida al nacer;  la segunda, mediante el por ciento de alfabetismo y la tasa de inscripción en educación secundaria y terciaria; la tercera por el Producto Interno Bruto per cápita.
  4. Lo anterior sugiere que para juzgar sobre el desarrollo humano de las personas adultas mayores hay que adoptar un índice semejante al IDH, pero modificado para que refleje la situación de las personas mayores de 65 años, empleando, por ejemplo autonomía financiera, discapacidad, pensiones, derechos en instituciones de salud y otros parámetros.
  5. Existe una gran desigualdad entre las personas adultas mayores en México:
    1. Muchos viven en situaciones de pobreza, dependencia, desnutrición, aislamiento social e insuficiencias en vivienda, información, comunicación, movilidad.
    2. Un número cuya cuantía desconocemos vive en condiciones no tan críticas, pero susceptibles de mejorar en muy distintos aspectos. Sin contar con que segmentos de esta población están en grave riesgo de reducir su calidad de vida.
    3. Unas cuantas gozan de alto nivel de escolaridad, autonomía financiera y servicios de salud.
  6. Es obvio que:
    1. Corresponde al Estado proporcionar el número, variedad y calidad de servicios que se necesita para afrontar las condiciones, tan variadas como críticas, que afectan a los segmentos más desprotegidos.
    2. Los grupos intermedios podrían acceder a servicios a cargo de particulares, bajo normas oficiales adecuadas, con la rectoría y vigilancia del INAPAM.
    3. Aun los grupos de alto nivel socioeconómico necesitan orientación y seguridad jurídica, para que puedan tener servicios de calidad acordes a sus expectativas, con la certeza de que los proveedores cumplen normas específicas y son sujetos de acción jurídica en caso contrario.

 

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *