Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Feb 10, 2018 in Previsión para la vejez | 0 comments

La vida cuando cesa el trabajo remunerado

La vida cuando cesa el trabajo remunerado

La jubilación: cambio decisivo

La jubilación implica un cambio sustancial en la vida que no todo mundo puede superar. De un día para otro, dejas la rutina de trabajo acostumbrada y comienzas a pasar largas horas en casa, sin tener un programa de actividad significativa. Eso sin contar con que tu condición física, emocional, social y hasta mental, puede no ser la misma que pocos años atrás.

¿No deberíamos prepararnos especialmente para este cambio? Tenemos que hacer consciencia de cuáles pueden ser nuestras circunstancias cuando dejemos el trabajo remunerado y tengamos que vivir de una pensión, o de nuestros ahorros, si es que tuvimos la previsión de ahorrar para el retiro.

El cambio no tiene que ser difícil

El cambio de vida que ocurre después de la jubilación, no tiene por qué suponer pérdidas o situaciones difíciles de enfrentar. Es necesario, pero también es posible, mantener y hasta mejorar la calidad de vida, encontrar motivos para seguir activos, gozar de bienestar y buena salud.

Glosando una conocida plegaria: hay que tener serenidad para aceptar lo que no podemos cambiar, determinación para cambiar lo que sí podemos, y sensatez para distinguir la diferencia.

Etapas relacionadas con la jubilación

El prestigioso gerotólogo Robert Atchley identificó seis etapas relacionadas con la jubilación:

  1. Pre-jubilación (importante etapa que sirve para preparar lo que sigue)

  2. Jubilación (puede asumir varias modalidades)

    • Vacación larga

    • Continuar la rutina anterior a la jubilación

    • Descanso, tranquilidad y nuevas actividades valiosas

  3. Desencanto (la jubilación puede no ser lo que uno esperaba)

  4. Reorientación (siempre es posible cambiar para mejorar)

  5. Estabilización (procuremos asumirla con agrado)

  6. Terminación (¿cuál será nuestro legado?)

Cuándo y cómo jubilarnos

Corresponde a cada persona decidir el tiempo y la forma en que dejará el trabajo remunerado. Para ello se necesita un alto concepto de nosotros mismos, combatir activamente el aislamiento social, iniciar nuevas amistades, el trabajo voluntario en la comunidad suele ser muy estimulante y conduce a crear relaciones con personas en un amplio rango de edades y condiciones socioeconómicas.

Quienes conocen el tema, recomiendan trabajar por lo menos en tres vías:

  • Alternativas agradables al tiempo que antes se empleaba en el trabajo.

  • Auto-conocimiento, reflexión, meditación y plan de vida.

  • Información y formación.

El plan de vida incluye los siguientes propósitos principales:

  • Conservarse sano física y mentalmente.

    • Buenas prácticas de higiene.

    • Buenos hábitos de sueño y descanso.

    • Nutrición variada, suficiente y balanceada.

    • Medicina preventiva y educación para la salud.

  • Mantener relaciones sanas e intergeneracionales.

  • Organizar el uso del tiempo en actividades agradables y variadas.

  • Vida en familia y de pareja. Vida afectiva satisfactoria. 

  • Actividades culturales y aprendizajes.

  • Vida interior, cultivo del espíritu, marco de orientación y devoción. Cultivo de la personalidad.

  • Vida comunitaria. Actividad política.

  • Ayuda mutua.

  • Vivienda pensada para todas las personas y todas las situaciones de la vejez.

Un paradigma nuevo

La jubilación y el envejecimiento tienen obedecen hoy a un modelo nuevo que privilegia el desarrollo humano y la autonomía en lugar del deterioro y la dependencia; la vejez es una etapa muy importante en la vida, puede ser más prolongada que cualquier otra etapa: la infancia, la niñez, la adolescencia o la adultez; la vejez puede abarcar la mitad del tiempo que ocupan todas las otras etapas juntas.

Un asunto para toda la sociedad

Organizaciones estatales y no gubernamentales; instituciones educativas y de investigación; profesionistas, intelectuales, comunicadores, líderes de opinión; industrias, comercios, instituciones bancarias y financieras, en síntesis todas las fuerzas vivas de la sociedad pueden y deben contribuir al éxito en la jubilación y la vejez, por su propio bien y el de toda la sociedad, cuya evolución va inevitablemente hacia el aumento del número de viejos y de la parte de la población que estos representan.

Arranque parejo

En México, varios programas sociales se refieren a arranque parejo, en el sentido de procurar las mismas posibilidades iniciales para todos, con la idea de que una desventaja inicial puede ser un obstáculo para la equidad. La idea es razonable, y aunque la línea de arranque en una carrera no sea el único determinante de las posiciones de los participantes más adelante, conviene que cada persona y la sociedad en su conjunto tenga presente su importancia. Hay que prever, planificar y procurar que las condiciones iniciales sean equitativas.

 

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.