Pages Menu

Síguenos en:

Twitter Facebook RSS YouTube

Categories Menu

Posted by on Mar 19, 2017 in Previsión para la vejez | 0 comments

Testamento

Testamento

Un caso ilustrativo

Luisa es maestra y madre soltera, tiene 42 años y un hijo, Pedro, de 18 años. Se interna al hospital con intenso dolor de cabeza, diagnostican un aneurisma, la operan de urgencia, sale de la operación pero no recupera el conocimiento y muere en terapia intensiva dos días más tarde.

Entre el 10 y el 15 por ciento de los pacientes con un aneurisma roto pueden morir antes de llegar al hospital, más de la mitad pueden fallecer dentro de los 30 días siguientes. Uno de cada cuatro queda con trastornos neurológicos permanentes. Dos a cuatro de cada diez de quienes son dados de alta del hospital pueden sufrir un evento mortal en los siguientes seis meses.

Luisa, como muchas personas, no había hecho testamento. A su edad, tal vez no lo creyó necesario, no era propietaria de una casa o departamento. Tampoco tenía un seguro de vida. Tenía solamente una cuenta de banco para el manejo de su ingreso por salario y de sus ahorros. En herencia, ese dinero habría facilitado que Pedro pudiera sostenerse, comenzar a trabajar y tal vez seguir estudiando.

Pedro sabe que Luisa lo tenía como beneficiario de su cuenta de banco, pero cuando intenta hacer valer esa situación, se entera de que el banco ha bloqueado la cuenta de Luisa. Al dolor de la pérdida, se suma para él una serie de trámites que tiene que emprender prácticamente solo y sin estar preparado.

Ventajas de acudir a un notario.

Exista o no un testamento, los notarios son los asesores a quienes acudir. Aunque el notario no puede llevar el trámite si hay alguna controversia, sí puede aconsejar y ayudar para que la controversia se resuelva.

El fallecimiento debe ser acreditado por medio del Acta de Defunción. Es necesario confirmar que no existe testamento o que el que existe es el único o el último. Todo debe ser publicado en un medio que permita que alguien con derecho a heredar, pueda hacerlo valer. Además, es necesario que Pedro acredite su identidad, su calidad de hijo y de mayor de edad. Si no hay controversia, el notario puede tramitar la sucesión conforme a las leyes del lugar donde vivió Luisa. Pedro tiene la obligación de pagar impuestos y gastos notariales, así como a que el notario lo atienda personalmente y le informe de los beneficios fiscales y facilidades administrativas del caso. Por lo general, una sucesión tramitada ante notario se concluye en mucho menos tiempo y con menos problema que en un juzgado.

Consejos prácticos

  1. Sin importar si uno tiene propiedades, es importante hacer testamento ante notario público. El costo de hacerlo no depende del monto o naturaleza de los bienes o derechos heredados. Tampoco es preciso describirlos, pues se puede heredar un por ciento o la totalidad de los que pudiere haber en el momento de la defunción.
  2. No dejar el testamento hasta el último momento, hacerlo cuando se tiene capacidad suficiente para ello.
  3. Siempre es posible cambiar el testamento. El que cuenta es el último.
  4. En toda sucesión hay herederos. El gobierno no se apropia de ninguna cosa. El patrimonio se destina a la beneficencia pública solamente en caso de que no existan herederos legales. Es por esto que los herederos deben acudir a un notario que los asesore. El Colegio del Notariado Mexicano concede consultorías gratuitas a quienes no cuentan con los medios para pagar un notario.
  5. Es posible crear un fideicomiso testamentario a favor de menores de edad o de mayores de edad que sean incapaces de recibir y administrar un bien. Este es un medio de dejar la herencia en buenas manos y de asegurar el mayor provecho para el heredero.

Me apasiona el tema de vivir sano toda la vida y mi deseo es ayudarte. Estoy convencido de que una vejez sana se prepara y se logra con acciones que inician desde que somos jóvenes, y a través de la convivencia sana entre personas de todas las edades.
En mi libro “Gente Mayor” he reunido lo más interesante de mi experiencia en esta importante etapa de la vida. El libro y este sitio de Internet son recursos valiosos para todos quienes amamos a la gente mayor y queremos vivir una vida sana y feliz.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *